La Reforma Electoral del presidente recorta al INE, pero da dádivas a partidos aliados a Morena

Por Redacción
19 vistas

La iniciativa alterna de reformas electorales vía leyes secundarias o ‘Plan B’ propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador y aprobado la madrugada de este martes 7 de diciembre concluyó con reglas que aprietan al INE y favores para los partidos aliados al partido del presidente, Morena.

Entre lo avalado por los legisladores morenistas se plantea el recorte al gasto y estructura del Instituto Nacional Electoral (INE), el despido de trabajadores especializados y la remoción anticipada del Secretario Ejecutivo, Edmundo Jacobo Molina. A lo anterior, casi a la medianoche del martes, Morena agregó a petición de sus aliados del Partido del Trabajo y Partido Verde (PVEM) un Plan C de enmiendas electorales que permitirán a minipartidos mayor facilidad para la subsistencia de sus registros, tener financiamiento estatal y les entrega la posibilidad de generar ahorros con los remanentes de su financiamiento.

‘Vida eterna’ a favor del PT y Verde
A solicitud de ambos partidos aliados de Morena se flexibilizaron las reglas que los ponían en riesgo de pérdida del registro como partidos –como le pasó al PT hace algunos unos años– y les permite hacer ahorrar con los recursos que reciben del erario, como ha intentado el PVEM.

Eso no es todo, además, dará a los legisladores de todos los partidos la posibilidad de buscar la reelección sin pedir licencia al cargo ni dejar de recibir dieta, subvenciones y apoyos. Aunque el umbral de 3% de votación para la conservación del registro se preservó, el monto de sufragios a considerar se redujo pues ahora el porcentaje se estimará con base en la Votación Válida Emitida (VVE). Esta –proponen los cambios al artículo 15 de la Ley General de Instituciones y procedimientos Electorales (Legipe)– será la resultante de quitarle a los votos totales depositados en urnas, no sólo los sufragios nulos o de abanderados no registrados, como está hoy, sino los emitidos por candidatos independientes y de partidos que hayan perdido el registro.

Además, el 3% podrá estimarse con base no sólo en la votación de diputados federales, sino que podrá ser con la de elección presidencial o bastará con alcanzar al menos el 3% en 17 entidades del país. Para completar la facilidad, en el artículo 12 de la Legipe quitaron la prohibición de transferir votos, lo que a la coaliciones les permite darle vida eterna a los mini partidos.

Si una fuerza política tiene registro nacional, podrá recibir financiamiento en las 32 entidades ”con la sola conservación de su acreditación nacional”. “Los partidos políticos, en caso de así decidirlo, podrán utilizar los remanentes de sus recursos públicos y privados para los fines que constitucionalmente les fueron otorgados en subsecuentes ejercicios fiscales, así como también podrán utilizarlos para la elección federal o local siguiente”.

Ya casi a las 3 de la mañana se presentó un cambio más; vía reservas: el PT propuso que el registro de ingresos y gastos en tiempo real y para la fiscalización del INE no se realice máximo 3 días como es actualmente, sino “desde el momento que ocurren y hasta 20 días después”.

En tanto, sobre el Poder Judicial se planteaba eliminar a la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral, pero esa propuesta se eliminó de madrugada.

También te puede interesar

Orus Media

Somos un medio de comunicación digital multimedia, que busca convertirse en un referente de la información política y social en México.

Suscribete

Suscríbete y podrás recibir todo nuestro contenido digital

Noticias

@2022 – All Right Reserved.